Prótesis Estéticas

PROTESIS5
Depositphotos_63663309_s-2015

Podemos perder un diente por muchos motivos: Desde traumatismos, pasando por pérdida de hueso maxilar o caries dental, hasta incluso cáncer oral, pero independientemente de la razón por la cual se perdieron, no reponerlos tiene un importante impacto negativo, donde no solo afectará nuestra estética dental, sino que también vendrá acompañado de otros problemas de carácter funcionales, como los trastornos al momento de masticar ciertos alimentos.

Consecuencias de la pérdida de dientes 

Algunas consecuencias de no reemplazar un diente son: La pérdida ósea que afecta al hueso de la mandíbula, enfermedades de las encías, alteraciones en habla y deglución, trastornos digestivos, entre muchas otras más. 

Opciones de tratamiento

Ahora que conoces muchos de los riesgos de no reemplazar un diente perdido, es posible que desees saber qué opciones de tratamientos existen para reemplazarlo. 

Actualmente existen muchas opciones y un amplio abanico de precios para reponer una pieza perdida. Los más comunes son los puentes, prótesis dentales e implantes dentales.

Antiguamente en la mayoría de los casos se usaban puentes fijos sobre varios dientes, pero hoy en día prevalecen los implantes dentales que sustituyen sólo la pieza dental faltante, la diferencia es gigante porque al colocar un puente dental se tallan al menos dos dientes vecinos para que sirvan de apoyo, lo que pareciera poco práctico sobre todos se están sanos.

 

¿Una dentadura o un puente, pueden durar toda la vida?

Depende de la edad y de la salud del paciente. En general NO, pero pueden esperarse muchos años de uso satisfactorio, sobretodo si se tiene un cuidado en cuanto a higiene y unas visitas de mantenimiento mínimas al año para detectar cualquier anomalía antes de que sea demasiado tarde.

Las prótesis fijas o coronas sobre un diente natural van colocadas sobre el propio diente del paciente. En la mayoría de los casos, este tipo de prótesis se colocan por un traumatismo en un diente o por una caries extensa, que ha destruido gran cantidad de tejido dentario y que por lo tanto, para ser rehabilitado, necesitará una corona que proteja lo que queda de tejido sano y que, además, le de funcionalidad y estética.Se indican cuando con un empaste o carilla resultaría muy difícil una adecuada retención por la gran pérdida de estructura dentaria.También se emplean en dientes endodonciados para dar consistencia a todo el diente y evitar posibles fracturas,ya que los dientes endodonciados se encuentran muy debilitados tras el tratamiento. 

WhatsApp chat